El euskera en Luyando

Luyando fue el último pueblo del municipio de Ayala en el que se habló euskera.
Ayala, al igual que el resto de Álava, perdió el uso del euskera tempranamente. Su cercanía y continuo contacto con Castilla y, posteriormente, la llegada de maestros y curas que no conocían este idioma o no consideraban útil el usarlo, parecen ser las principales causas de la desaparición de la lengua vascongada en nuestra zona.
Esta pérdida se produjo en primer lugar en la zona más en contacto con el pueblo de Angulo y el valle de Mena (Sojo, Añes, Lejarzo...), como lo demuestra la escasez de toponimia en euskera, y fue avanzando hacia el noroeste.
En Luyando, según se deduce del testamento de Francisco de Arana y Andraca, en 1734 todavía la mayor parte de la población habla en vascuence e ignora el castellano, motivo que le lleva a enviar al pueblo un "sacerdote bascongado" para que explique la doctrina cristiana en este idioma.
Sin embargo, a comienzos del siglo XIX la situación ha cambiado totalmente. En 1806 se da una sentencia del Provisor de Calahorra, confirmada posteriormente por los Provisores del Arzobispado de Burgos, por la que se favorece la utilización del castellano en la predicación, lo que induce a pensar que es esta lengua la que predominaba en Luyando en ese momento, aunque todavía se mantiene el euskera en algún caserío por lo menos hasta principios del siglo XX. En 1950 se constata un hablante de euskera.
Posiblemente la causa de que esta lengua se mantenga en Luyando más tarde que en el resto de Ayala esté en su cercanía y contacto con zonas euskaldunes (Llodio, en especial su barrio de Gardea, y Orozko).
Datos para la historia del euskera en Luyando-Ayala. José Iturrate y Ricardo Uzquiano. Boletín de la Institución Sancho El Sabio

No hay comentarios: