8/5/09

Leyenda del Árbol Malato

Este símbolo, situado en el pueblo de Luyando, es más importante en realidad para los vizcaínos que para nosotros. Su origen está en la leyenda de Jaun Zuria:
Una infanta escocesa habría llegado por mar a Mundaka, con un duendecasa, del cual tendría un hijo muy hermoso, de buen cuerpo y rubio, por lo que le llamaron Jaun Zuria, que salió caballero muy esforzado y venturoso. En aquel tiempo, las Encartaciones, Somorostro y Baracaldo eran del reino de León. Un hijo del rey de León hizo una incursión por Vizcaya hasta Bakio, ocasionando grandes daños. Se juntaron en consecuencia las 5 merindades vizcaínas para darle batalla y, necesitando un personaje de sangre real que se pusiese al frente de sus tropas, fueron por Jaun Zuria, que era nieto del rey de Escocia y le tomaron por señor.
Los vizcaínos presentaron batalla al hijo del rey de León en Padura y los leoneses fueron vencidos, muriendo el hijo del rey de León, y por la mucha sangre que allí corrió se llamó a aquel lugar Arrigorriaga. Los leoneses supervivientes fueron seguidos hasta el Árbol Gafo (Árbol Malato) de Lujaondo, que lo llamaron así porque no pasaron más adelante. Los vizcaínos aclamaron a Jaun Zuria por Señor y Conde de Vizcaya y repartieron a medias con él los montes y monasterios y le prometieron acompañarle siempre que lo necesitase. Hasta el Árbol Malato iría a costa de ellos, sin sueldo, pero les había de dar sueldo si fuesen de allí adelante.
Estos hechos ocurrieron en el año 840, 870 u 880 según diferentes historiadores. Lo cierto es que, a partir de entonces, el Árbol malato era considerado faro o señal de la frontera militar del Señorío de Vizcaya. En 1703 el árbol ya no existía, por lo que en las Juntas Generales se decide conmemorar el lugar donde estaba enraizado con una cruz de piedra en cuya base figura una inscripción que dice:
Este es el sitio donde estaba el memorable Árbol Malato del que hablan las historias y la Ley quinta del Título primero del Fuero del Muy Noble y Leal Señorío de Vizcaya. Año 1730"
Dice la Leya quinta del Título I del Fuero de Vizcaya de 1526, que concuerda con la Ley VI del Fuero Viejo de los Hijosdalgo de Vicaya de 1452:
Otrosi dijeron que habian por Fuero y Ley de los Caballeros Escuderos, hombres hijosdalgo que dicho Condado y Señorío, así de la tierra llana como las villas y ciudad de él; y sus adherentes siempre usaron y acostumbraron ir cada y cuando el Señor de Vizcaya los llamase, sin sueldo alguno, pero esto hasta el Árbol Malato que es en Lujaondo. Pero si el Señor con su Señoría, les mandase ir allende del dicho lugar, su Señoría les debe mandar pagar el sueldo de dos meses, si hubiesen de ir aquende los puertos; y para allende de los puertos de tres meses, y así dando el dicho sueldo ende que los dichos caballeros, Escuderos, Hijosdalgo usaron y acostumbraron ir con su Señoría a su servicio doquier que les mandasen; pero no se les dando dicho sueldo, en dicho lugar, nunca usaron ni acostumbraron pasar del Árbol Malato y que la dicha exención y libertad, así se les fuese siempre guardando por los Señores de Vizcaya.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

no se

Anónimo dijo...

Te rindes a tu adiccion
son 30 horas sin dormir
eliges otra direccion
y no tener que decidir.

Y amistosamente
ya te has decidido
balas en la frente
nadas en el olvido.

Las yagas de tus manos son
la recompensa de vivir
los lazos de tu corazon
los buenos tiempos por venir.

La suerte no aparecera
si no la encuentras hoy por fin
el dia pronto morira
no estas aqui.

Y amistosamente
ya te has decidido
balas en la frente
nadas en el olvido.

Tienes prisa por dejarlo
y no quieres intentarlo mas
oh oh.

Y ahora estas decepcionando
en el murmullo del fracaso
oh oh.

La ansiedad te deja entrar
si vuelas alto.

El sol azota en la ciudad
eres un gran provocador
buscas consuelo en la verdad
ya se acabo.

Y amistosamente
ya te has decidido
balas en la frente
nadas en el olvido.

Tienes prisa por dejarlo
y no quieres intentarlo mas
oh oh.

Y ahora estas decepcionando
en el murmullo del fracaso
oh oh.

La ansiedad te deja entrar
si vuelas alto.

Si vuelas alto
oh oh oh
si vuelas alto
oh oh oh
si vuelas alto.